Por Martha McLaughlin

Gráfico de frasco de pastillasSe habla comúnmente de depresión y ansiedad en estos días, sin embargo, muchas personas aún dudan en abordarlo todo, y mucho menos tomar medicamentos recetados para ello. No es inusual tener preocupaciones sobre el tratamiento de sus problemas de salud mental con medicamentos. Si está lidiando con ansiedad o depresión, tal vez enfrente problemas y pensamientos como estos:

Ideas de autocontrol – A veces pensamos que la madurez debería significar que las emociones están constantemente en equilibrio, pero la madurez emocional en realidad implica muchas cosas, incluido saber cuándo pedir ayuda. Si tiene una infección, es posible que necesite un antibiótico y, si se rompe un hueso, es posible que necesite un yeso. De la misma manera, la biología, la genética o las circunstancias pueden desencadenar la necesidad de un apoyo adicional en salud mental.

Miedo a ser etiquetado – Hay una tendencia a ver la salud emocional de manera diferente a otras condiciones de salud. Tal vez crea que su condición carece de legitimidad o le preocupa que las personas piensen menos de usted si recibe tratamiento para la ansiedad o la depresión. En verdad, las condiciones son mucho más comunes de lo que mucha gente cree, y el entendimiento tácito es mucho más generalizado. La Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales informa que uno de cada cinco adultos en los Estados Unidos experimenta una enfermedad mental en un año determinado.1

Creencia de que los tratamientos son ineficaces – Es posible que haya leído algunos estudios que relacionaron las mejoras de los medicamentos antidepresivos con el efecto placebo, pero desde que se publicaron esos estudios, los datos se han analizado de nuevas maneras. Horario La revista informó sobre un estudio que utilizó una técnica llamada modelo de mezcla de crecimiento que encontró que alrededor del 75 por ciento de los pacientes obtuvieron mejores resultados con medicamentos antidepresivos que con un placebo.2 Encontrar el medicamento más efectivo puede requerir algo de experimentación. WebMD señala que aproximadamente la mitad de los pacientes con depresión estudiados que no mejoraron con un medicamento tuvieron resultados beneficiosos cuando cambiaron de medicamento o tomaron un segundo junto con el original.3

Para la ansiedad, los medicamentos de la categoría de las benzodiazepinas a menudo funcionan de manera rápida y eficaz, pero la tolerancia también tiende a desarrollarse rápidamente, lo que los hace menos efectivos con el tiempo y son mejores para el uso a corto plazo. Hacer coincidir a los pacientes con el tratamiento correcto es tanto un arte como una ciencia, y es más probable que un profesional de la salud mental tenga la experiencia para minimizar el tiempo de experimentación que un médico general.

También existen opciones efectivas de tratamiento sin medicamentos que puede usar en lugar de los medicamentos o además de ellos. Se ha demostrado que la terapia electroconvulsiva (TEC) es más eficaz que todos los demás tratamientos para la depresión estudiados.4 La terapia cognitiva conductual y otros enfoques de psicoterapia también pueden ser sorprendentemente poderosos. Consumer Reports encuestó a 1,544 lectores y encontró que la terapia de conversación sola era casi tan efectiva como la medicación y que las personas que combinaban medicamentos con al menos siete sesiones de terapia de conversación tenían los mejores resultados.5

Miedo a los efectos secundarios de los medicamentos. – Todos los medicamentos tienen efectos secundarios potenciales, y solo usted puede decidir si son tolerables y cómo compararlos con sus síntomas de depresión o ansiedad. Por ejemplo, algunos antidepresivos reducen la libido, pero también lo hace la depresión. Muchos efectos secundarios desaparecen después de algunas semanas, pero si persisten y son problemáticos, su médico puede recomendarle que ajuste la dosis o el horario de su medicamento, o que pruebe con un medicamento diferente.

Miedos a la adicción – Los medicamentos comúnmente utilizados para tratar la depresión y la ansiedad incluyen los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y las benzodiazepinas. Ambos pueden producir dependencia física, por lo que si los dejas de repente, puedes experimentar síntomas incómodos. Para evitarlos, su médico lo ayudará a disminuir la dosis lentamente con el tiempo. El riesgo de una verdadera adicción, que implica ansias y pérdida de control, está asociado con la capacidad de una droga para aumentar los niveles de dopamina. Parece que las benzodiazepinas tienen más probabilidades de causar un aumento de dopamina que los ISRS y, por lo tanto, tienen un mayor potencial de adicción. Si tiene antecedentes personales o familiares de adicción u otras inquietudes adicionales, es aconsejable que las hable con su médico.

Incertidumbre de cómo funcionan las drogas. – Nuestra comprensión de la salud emocional está evolucionando y también nuestra comprensión de cómo las drogas reducen los síntomas. Afectan los niveles de neurotransmisores en el cerebro, pero también pueden actuar de otras maneras. La depresión puede estar relacionada, al menos en parte, con la inflamación del cerebro, y algunos investigadores creen que muchos de los medicamentos de uso común la reducen. Los medicamentos también pueden aumentar la neurogénesis, la creación de células nerviosas, lo que puede ayudar a explicar algunos de sus efectos. Muchos medicamentos comunes que tratan una variedad de condiciones de salud funcionan sin que los médicos o investigadores entiendan completamente por qué.

La depresión y la ansiedad pueden afectar cada área de su vida, y es necesario abordarlas tan activamente como lo haría con cualquier otro problema de salud. Ningún enfoque es adecuado para todos, pero hay muchas opciones de tratamiento y mucha esperanza de recuperación.


Fuentes:

1 "Salud mental en números” Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales, consultado el 26 de octubre de 2017.

2 Szalavitz, Maia. “Nueva investigación sobre el debate entre antidepresivos y placebo" Horario, Enero 18, 2012.

3 "Cómo su medicamento para la depresión puede afectar su vida” WebMD, consultado el 26 de octubre de 2017.

4 Pagnin, D. et al. “Eficacia de la TEC en la depresión: una revisión metaanalítica" El diario de ECT, Marzo 20, 2014.

5 "Mejor antidepresivo para la ansiedad según nuestros lectoresInformes del Consumidor, julio de 2010.